El objetivo primordial de este blog es dar una vision general de lo que es la cultura japonesa , dando especial importancia al la difusion del idioma japones. Minna no Nihongo esta dirigido a estudiantes de japones de todos los niveles (Basico, intermedio y avanzado)y a todas aquellas personas que quieran aprender este gran idioma.Aprende japones de una manera rapida, facil, divertida y completamente gratis. Ademas anime, manga, videojuegos, cultura japonesa traducciones Jpop y muchisimo mas.

About me

REDUPLICATIVOS


Los reduplicativos(畳語)son una de las formas más características de la lengua japonesa (aunque no son exclusivos de ella, pues este fenómeno se da también en otras lenguas). Como su propio nombre indica, se trata de vocablos que constan de una o varias sílabas que se repiten.

Pueden ser sustantivos, adverbios, tener un valor adjetivo, exclamativo, onomatopéyico, etc.

La reduplicación en los sustantivos da idea de pluralidad:
ware (yo)→我々wareware (nosotros)
yama (montaña)→山々yamayama (montañas)
hito (persona)→人々hitobito (personas, gente)
shima (isla) →島々shimajima (islas)

Las reglas para la reduplicación de los sustantivos son muchas y muy complicadas pero, en resumen, puede decirse que:

a) El número de sustantivos que es lícito reduplicar para conseguir la idea de pluralidad es muy limitado.

b) Casi siempre se trata de sustantivos que en su forma original (sin reduplicar) constan de dos sílabas, se escriben con un solo kanji y suelen leerse en "kun-yomi" (ware, yama, hito, shima, etc.).

Ello no obstante, el número de sustantivos que admite la forma reduplicativa sigue siendo bastante limitado, de modo que existen muchos sustantivos que, aún cumpliendo estas condiciones, no se pueden reduplicar para obtener con ello su plural. Bien puede decirse que éste es uno de esos casos en el que hay tantas excepciones que las reglas no sirven realmente de mucho.

Los reduplicativos que no son sustantivos suelen tener valor adverbial y contienen ideas que en español se expresan de manera diversa, unas veces mediante verbos específicos (tintinear, ulular, apestar, hormiguear, bullir), otras mediante adjetivos (basto, áspero, ralo, sedoso, gomoso, crujiente), otras con adverbios o locuciones adverbiales (firmemente, con tesón, de propio, sin piedad, rudamente, de mala gana), a veces usando onomatopeyas (¡chof!, ¡plaf!, ¡guau!, ¡ring!), o exclamaciones (¡ah!, ¡huy!, ¡eh!, ¡oiga!), etc.

Dentro de los reduplicativos es muy frecuente encontrar "giseigo" y "gitaigo" (lo cual no significa que éstos adopten siempre la forma reduplicativa, pues existen muchos en forma simple).

Los "giseigo"(擬声語)son onomatopeyas, esto es, palabras que imitan voces, ruidos y, en definitiva, todo tipo de sonidos que, como tales, sólo son susceptibles de ser captados a través del sentido del oído. Reflejan pues sensaciones auditivas.

Por su parte, los "gitaigo"(擬態語)son sonidos miméticos, es decir, palabras que tratan de imitar o reproducir las demás sensaciones que no se pueden captar mediante el sentido del oído, sino con cualquiera de los otros cuatro sentidos (áspero, pegajoso, brillante, reluciente, apestoso, deslumbrante, crujiente, arenoso, etc.). Son palabras para describir sensaciones no auditivas.

Si los sustantivos reduplicados conllevaban la idea de pluralidad, por su parte la reduplicación en los no sustantivos suele aportar la de énfasis:(痴れ)shire → tonto, (痴れ痴れ)shirejire → realmente tonto;()shira → blanco,(白々)shirajira → blanquísimo;()kuro → negro,(黒々)kuroguro → muy negro, etc.

Muchos de los reduplicativos pueden adoptar la forma de adjetivos tipo "na" (な形容詞). Por ejemplo: 色々な (iroiro-na), 様々な (samazama-na), ばらばらな (barabara-na)、艶々な (tsuyatsuya-na), etc.

Como es sabido, los adjetivos tipo "na" son susceptibles de adquirir valor adverbial mediante la sustitución de dicha partícula por "ni"()o "to"().

También los reduplicativos con valor adverbial modal van seguidos muchas veces de una de estas dos partículas. Con "to"()suelen indicar la forma en que se hace algo (hacen referencia a la acción), mientras que con "ni"()se refieren más bien al estado en que algo queda hecho (hacen referencia al resultado). Por ejemplo:

紙をくしゃくしゃと丸めた→Arrugué el papel.
紙はくしゃくしゃに丸まっていた→El papel estaba arrugado.

布をびりびりと破った→Rasgué la tela en jirones.
布はびりびりに破れていた→La tela estaba hecha jirones.

手紙をぐちゃぐちゃと書いた→Escribí una carta de modo confuso.
手紙はぐちゃぐちゃに書かれていた→La carta estaba escrita confusamente.

Existen reduplicativos con valor de "giseigo" (onomatopeyas), "gitaigo" (sonidos miméticos), "fukushi" (adverbios) y "kantanshi" (exclamaciones). Los pocos sustantivos que se han incluido en ella lo han sido por ser susceptibles de ser empleados con valor adverbial.

Resulta curioso constatar cómo existen ideogramas específicos para indicar onomatopeyas y exclamaciones, pero lo cierto es que los mismos están arcaizados en su práctica totalidad y que en japonés moderno estas palabras se escriben ya casi siempre en katakana.

Es importante resaltar el hecho de que los vocablos reduplicativos, como el resto del lenguaje del que forman parte, están vivos, de modo que, al tiempo que unos envejecen y caen en desuso, aparecen también otros nuevos que, aunque no estén en el diccionario, sí se usan a menudo en el lenguaje vulgar y en la jerga juvenil, como por ejemplo: "raburabu", "shikeshike", "dasadasa", "barebare" y otros). El profesor Tetsuo Koyano(小矢野・哲夫), de la Universidad de Lenguas Extranjeras de Osaka (大阪外国語大学) constata que, aunque los principales creadores de este tipo de palabras son los jóvenes, suelen inventarlas desde raíces léxicas japonesas, pues los reduplicativos surgidos a partir de extranjerismos (exceptuado el chino) son muy raros. Tal es el caso, por ejemplo, de "raburabu" (surgido a partir del inglés "love").


COMPARTIR ARTICULO:

Bookmark and Share
Japones Para Todos

Si has encontrado útil este artículo puedes compartirlo desde tu blog, página Web o foro.




0 comentarios - Redacta un nuevo mensaje y ayudanos. :

Publicar un comentario